Benedetti, literato fundamental

Escritor, poeta, dramaturgo uruguayo y también destacado por ser un integrante de la generación del 45, Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia hizo de la unión del amor y el compromiso político, varias obras literarias que conforman todo su trabajo; en el cual se incluyen más de ochenta libros. Cabe destacar que algunos de estos fueron traducidos a más de veinte idiomas, trascendiendo geográficamente y siendo influencia incluso actualmente en muchos poetas y escritores. El prestigio de Benedetti es tal que dejó un legado de frases que las personas no se cansan de compartir.

Fragmentos de la tregua, obra aclamada del romántico y rebelde uruguayo

Domingo 23 de junio

«La teoría de ella, la gran teoría de su vida, la que la mantiene en vigor es que la felicidad, la verdadera felicidad, es un estado mucho menos angélico y hasta bastante menos agradable de lo que uno tiende siempre a soñar. Ella dice que la gente acaba por lo general sintiéndose desgraciada, nada más que por haber creído que la felicidad era una permanente sensación de indefinible bienestar, de gozoso éxtasis, de festival perpetuo. No, dice ella, la felicidad es bastante menos (o quizá bastante más, pero de todos modos otra cosa) y es seguro que muchos de esos presuntos desgraciados son en realidad felices, pero no se dan cuenta, no lo admiten, porque ellos creen que están muy lejos del máximo bienestar. Es algo semejante a lo que pasa con los desilusionados de la Gruta Azul. La que ellos imaginaron es una gruta de hadas, no sabían bien cómo era, pero sí que era una gruta de hadas, en cambio llegan allí y se encuentran con que todo el milagro consiste en que uno mete las manos en el agua y se las ve levemente azules y luminosas.» Evidentemente, le agrada relatar las reflexiones de su madre. Creo que las dice como una convicción inalcanzable para ella, pero también como una convicción que ella quisiera fervientemente poseer. «Y vos, ¿cómo te sentís?», pregunté, «¿como si te vieras las manos levemente azules y luminosas?» La interrupción la trajo a la tierra, al momento especial que era este hoy. Dijo: «Todavía no las introduje en el agua», pero en seguida se sonrojó.

 

 

También te podría gustar...